Si el que vols, lector, és gaudir viatjant comòdament...has de continuar llegint.
Si el que vols és conéixer un poc més la gent d'este meravellós món que ens envolta...este és un bon moment.
Si el que t'agrada i desitges és sentir-te identificat amb experiències viscudes arreu del món...avant continua.


El somni de viatjar és fàcil d'aconseguir.

dissabte, 15 d’abril de 2017

El museo de NINO BRAVO en AIELO de MALFERIT (Valencia)

Aielo es conocido como  cuna de Nino Bravo y su fama llega lejos ... muchos son los fans que llegan al pueblo por reencontrarse con el artista y mirando objetos e imágenes, recordar momentos de juventud.


Cuando conozco a alguien y explico que Aielo de Malferit es una localidad valenciana, a menudo no me deja ni que termine la frase porque a continuación dice con voz potente y emocionado o emocionada, que Aielo es el pueblo de Nino Bravo. Entonces ya sé que tengo delante a un fan del cantante. He encontrado de todas las edades y en muchos lugares: Valencia,  Madrid,  Barcelona e incluso en América. Alguna vez he contado que en San José de Costa Rica entré en una librería muy importante y como fondo musical tenían las canciones de Nino. Al escucharlo le dije orgullosa al joven dependiente que Nino había nacido en el mismo pueblo que yo y de repente se emocionó. A partir de ese momento solamente quería que le contara cosas del cantante que a él tanto le gustaba. Y hablo de un joven nacido cuando Nino ya había muerto. También cuando iba en un avión hacia Guatemala me senté junto a una joven diplomática de Costa Rica que entre conversación y conversación al preguntarme de dónde era y contestarle que era valenciana directamente dijo que ella conocía las canciones de un valenciano que le gustaba mucho, antes de que lo dijera, yo ya sabía que hablaba de Nino Bravo. Cuando supo que éramos del mismo pueblo y se le pusieron los ojos vidriosos de la emoción y alegría.

Entrada al pueblo.

Entrada al museo.

Entrada donde se venden los tiquets y donse está el libro de fimas.

Aielo quiere a su famoso ídolo, siempre lo ha hecho y más si cabe desde que murió y su nombre atrae al pueblo a tantos visitantes. Los que somos de Aielo hemos seguido su trayectoria artística y no podemos dejar de pensar en el Nino de los comienzos, tampoco dejamos de lado la faceta personal porque podemos poner cara a la familia que tantos años ha estado conviviendo con nosotros. Nino es un hijo más del pueblo y saber quiénes eran los padres o la hermana, las hijas o los primos o las primas hace que lo queramos más. Nino forma parte de la familia ayelense que le vio nacer y esto es lo más entrañable para nosotros.




Yo misma era una niña cuando Nino venía al pueblo y en la escuela nos dejaban salir para recibirlo. Se formaba un gran maremágnum de gente que lo acompañábamos allá donde iba. El día se convertía en festivo para los escolares, los pequeños lo mirábamos con curiosidad y admiración. Nino Bravo era un gran triunfador que daba pie a imaginar que en esta vida todo era posible a base de constancia y trabajo como había hecho nuestro ídolo. Nino nos hacía pensar que los sueños a veces se pueden hacer realidad.

Y los niños y niñas lo acompañábamos, cuando Nino venia, la escuela cerraba...

Nino llevaba el nombre de Aielo allá donde iba, su maleta siempre la llevaba llena de recuerdos de la infancia, los que nunca se pueden olvidar. Aielo ha querido perpetuar la memoria de quien fue una gran voz haciendo un museo. La página web del museo es muy interesante y se puede entrar para saber más. Actualmente hay pocos cantantes que tengan tanta fuerza y potencia de voz y aunque salen imitadores, el don de Nino no se puede igualar. Pero además lo que Aielo quiere hacer constancia en el museo es que Nino era una persona a la que el éxito no cambió y es por eso que muestra todas sus facetas, la de buen artista y la de buena persona.


En el museo he entrado en repetidas ocasiones y cada vez he descubierto algún detalle del que antes no me había percatado. Nada más entrar tenemos el mostrador-punto de venta de entradas y el libro de firmas. A un lado de este recibidor está la sala de audiovisuales donde podemos ver un video que por muchas veces que se vea siempre emociona. En el otro lado está la sala principal del museo donde podemos ver fotos y objetos personales del mundo artístico de Nino que forman un conjunto de verdaderas joyas para los numerosos fans que cada día visitan el museo.








 Son reliquias, son sus palabras, sus canciones... todo para no olvidar al cantante valenciano nacido en Aielo de Malferit, que todavía continúa triunfando y despertando sentimientos.

*16 de abril aniversario de su muerte.

CUADERNO DE VIAJE, AIELO del 2006 al 2016

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada